This story was translated by Kristine Villarroel

Sea en el campus o fuera de este, una buena conexión a internet es la prioridad de todos los estudiantes que regresan a clase este semestre. 

Con casi tres cuartos de las clases en línea debido a la actual pandemia de COVID-19, UF está mejorando sus velocidades de internet y preparándose contra posibles problemas para poder asegurar que las cosas funcionen debidamente en el campus. Fuera de la universidad, los proveedores de internet de los complejos de apartamentos están reforzando las capacidades de las redes y las bibliotecas están ofreciendo acceso a computadoras. 

UF ha trabajado con Canvas, Zoom, Microsoft y Google para satisfacer las demandas de un campus en línea, comentó el vicepresidente y director de información de UF Information Technology, Elias Edayrie. Todas los computadores del campus de UF tienen un software, energía y espacio adecuado para satisfacer las demandas crecientes del aprendizaje virtual. 

En semestres pasados, los sitios de UF han sido capaces de tratar con más de 50,000 usuarios al mismo tiempo, escribió Edayrie en un correo. Los sistemas de UF IT se han desempeñado óptimamente con interrupciones mínimas al ser probadas en caso de desastres imprevistos, añadió. 

A raíz del corte nacional de Zoom el 24 de agosto, el profesor de Ciencias Computacionales e Informáticas e Ingeniería de Joshua Fox comentó que planeo posibles alternativas, tales como pre-grabar las clases o usar una plataforma de videollamada distinta, en caso de que pase de nuevo. Pero él no está preocupado por los problemas de conectividad este próximo semestre.

Fox admitió que su departamento lo tiene más fácil que el resto. 

Fox comentó que está seguro de que otros departamentos enfrentan problemas más grandes, tales como tener que proveer equipos de laboratorio especializados a los alumnos, pedirles que mezclen químicos o tener que participar en una producción teatral con otros estudiantes. 

Ryan Hope Travis, el asistente del profesor de actuación, dijo que muchas cosas en las clases de actuación ahora están bajo revisión. Admitió que la conversación acerca de “la lealtad del internet” estaba incompleta ya que no muchos discuten el problema de la igualdad en términos de acceso a internet.

Cox Communications, un proveedor de internet principal en Gainesville, ha incrementado su capacidad total de datos a un 50% en Gainesville para acomodar problemas de redes, Cam Johnson, el Gerente Regional de Asuntos Públicos del Suroeste de Cox, comunicó en un correo. Cox suministra conexiones a varios complejos de apartamentos, tales como Lexington Crossing, Gainesville Place y The Enclave. 

Johnson también comentó en el correo que han visto un incremento notable en el tráfico total de la red desde el comienzo de la pandemia y que todo está funcionando de acuerdo a la demanda. 

Otro recurso de internet fuera del campus es el Distrito de Bibliotecas del Condado de Alachua, el cual tiene cinco ubicaciones en Gainesville.

Las personas pueden programar una cita de una hora para usar las computadoras u otra tecnología a las 10 a.m., 2 p.m. o 4 p.m. de lunes a sábado. Los miembros de la comunidad van a recibir una evaluación de salud incluyendo un chequeo de temperatura y tienen que usar una mascarilla y mantener el distanciamiento social.

En el campus, los estudiantes de UF pueden usar su login de GatorLink para conectarse a la red inalámbrica del campus Eduroam. Eduroam permite que los usuarios accedan a internet dentro y fuera de edificios en el campus principal de UF, el Aeropuerto Regional de Gainesville y otras edificaciones de UF a lo largo del estado. 

Las bibliotecas del campus abrieron sólo para la facultad, personal y estudiantes de UF comenzando el 28 de agosto, incluyendo a todos los que tengan una tarjeta de UF ID activa, declaró el decano asociado superior de George A. Smathers Libraries Patrick Reakes. Electrónicos tales como computadoras, escáneres e impresoras van a ser accesibles, al igual que la selección regular de libros. 

La sección de “servicios virtuales” otorga acceso a recursos electrónicos, permitiéndole a los estudiantes hacer investigaciones, acceder a materiales o retirar libros sin tener que entrar al edificio. 

Junto a la nueva página de preguntas más frecuentes, la cual aborda cosas como entradas, comida y la reservación de salas, el servicio de “Preguntale-A-Un/Una-Bibliotecario/a” tiene horas extendidas y más personal en espera para responder preguntas en tiempo real. 

Las pautas de las bibliotecas exigen que los estudiantes usen mascarillas mientras estén dentro de las bibliotecas, tal como se declara en la página de preguntas más frecuentes. Los estudiantes sin cubrimiento facial no van a ser admitidos dentro del espacio. Para promover el distanciamiento social, va a haber un límite de capacidad de 25% en todas las bibliotecas de UF

Reakes comentó que están haciendo todo lo que pueden hacer.