Graphic of Gainesville City Hall and the County Administration Building

Translated by Sofia Echeverry.

El presupuesto ascendió a más de 486.4 millones de dólares y el presupuesto de fondos generales ascendió a más de 184.6 millones, un incremento de 3 millones, después de una reunión el martes. Durante las seis horas de la reunión, los comisarios también aprobaron dos órdenes de emergencia relacionados a COVID-19, presentaron una actualización al programa de subvenciones CARES y discutieron correos electrónicos difamatorios.

El presupuesto aprobado fue parte del plan para mejorar la economía de la ciudad, que incluye la cronología y costos de proyectos y fondos disponibles. Varios proyectos futuros incluyen renovaciones de 10 millones dólares para el complejo de administración del condado y el edificio de servicios de la corte, y más de 7 millones de dólares para proyectos relacionados con los espacios públicos y la vida silvestre de la región.

A pesar de la disminución de la tasa de impuestos, el presupuesto que funda el funcionamiento del condado, como los programas del condado o el desarrollo de la comunidad, está aumentando. Esto solo es posible por un aumento en el valor de las propiedades evaluadas o el número de propiedades evaluadas.  

La primera orden de emergencia aprobada por la comisión fue en respuesta a la orden de Ron Desantis, el gobernador de Florida, para abrir los bares de toda Florida. El condado seguirá permitiendo que los bares operen al 50% de su capacidad.  

El condado habrá repartido 5 millones de dólares a individuos y empresas antes del 5 de octubre a través de la ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus, o CARES por sus siglas en inglés, dijo April Shuping, una socia en Carr, Riggs & Ingram, la firma de contabilidad contratada por el condado. El condado había repartido 310,000 dólares a los residentes a finales de agosto. 

Un reporte más detallado estará disponible el 6 de octubre en una reunión de la comisión del condado.  

Aproximadamente 40% de solicitantes de CARES fueron rechazados por ser incapaces de documentar el impacto en sus gastos o su ingreso directo, comentó Shuping. Añadió que los solicitantes pueden ver su estatus en línea usando su ID de aplicación y apellido. 

El estatus de la aplicación indicará si un residente necesita proveer más documentación, explicó Shuping. Los residentes pueden contactar al condado con el correo electrónico o número de teléfono provisto en la aplicación si necesitan ayuda.

El condado solo ha procesado un poco más de la mitad de las aplicaciones y aún las está revisando, agregó Shuping. 

La segunda orden de emergencia mantiene las reuniones del condado limitadas a plataformas virtuales. 

Las reuniones de la comisión del condado de Alachua se han transmitido a través de Zoom desde abril. La comisión continuará realizando reuniones virtuales o híbridas. No estuvo claro cómo sería una reunión híbrida.

La comisión del condado también consideró limitar el acceso público a los correos electrónicos recibidos por el condado que contienen información confidencial e información exenta, incluyendo cuentas de banco y números de seguridad social, comentó la abogada de la corte Sylvia Torres. 

Torres explicó que la información que llega a su página web a veces es confidencial o exenta bajo las leyes de registros públicos de Florida, o no es el tipo de información que quisieran presentar. 

Otros correos electrónicos podrían ser eliminados si se podrían considerar irrelevantes, difamadores o repetitivos, elaboró Torres.

La propuesta de política se presentó porque algunos residentes han mandado correos electrónicos que incluyen información personal o comentarios difamatorios sobre negocios locales, o incluyen detalles sobre el edificio del centro del condado de Alachua que no debería haber sido publicado por razones de seguridad, dijo Torres.

Todos los correos electrónicos mandados a la comisión han sido incluidos en la página web para la vista pública. También se puede solicitar acceso a correos electrónicos a través de un pedido de registros públicos. 

El comisario del condado Mike Byerly dijo que teme que el criterio que mencionó la abogada, como irrelevante, es muy general. Este tema del programa será discutido en una reunión en dos semanas. 

Dos residentes del condado aportaron comentarios públicos con respecto a la política propuesta. Los residentes sienten que este cambio disminuirá la transparencia del condado.

“Creo que ni el presidente ni el personal de la ciudad deben estar involucrándose con la revisión y la censura del correo'', dijo Nathan Skop, un residente del condado de Alachua, durante la reunión.

Tamara Robbins, quien también habló durante el comentario público, dijo que estaba frustrada con la dificultad de llamar para entrar a las reuniones virtuales y reto a los comisarios a intentarlo. 

“Esta no es la manera de manejar asuntos públicos,” comentó Robbins. “Esto no es una democracia.”