This story was translated by Guamay Martell

Dos semanas de espera y aún no habían resultados.

Esto es lo que le sucedió a Yolanda Chiu Phillips, residente de Gainesville de 40 años y a su esposo, quienes se sometieron a la prueba del COVID-19 en Carespot Urgent Care, 3925 NW 43rd St. el 27 de junio.

El 17 de julio recibieron resultados negativos. Sin embargo, Phillips asegura que en el tiempo que tardaron en llegar podrían haber superado el virus o incluso haber muerto.

Con la creciente demanda de pruebas de COVID-19, laboratorios principales como Quest Diagnostics están luchando por mantenerse al día, según Paul Myers, el administrador del departamento de salud del condado.

El problema no es exclusivo para el condado de Alachua. Las personas en el sur, suroeste y oeste de los Estados Unidos, regiones que presentan aumento en los casos confirmados, están experimentando retrasos.

Cuando los resultados tardan más de dos días, el seguimiento para rastrear su contacto con otros se convierte en un desafío porque las personas olvidan dónde han estado y de quién estaban rodeados, dijo Myers.

El portavoz del condado de Alachua, Mark Sexton, agregó que mientras más tardan los resultados, menos relevantes son para el paciente, ya que como señaló Phillips, pueden haber contraído el virus después de tomar la prueba.

Según Myers, el Departamento de Salud de Florida ha trabajado en colaboración con LabCorp y Quest para procesar las pruebas de las 20 instalaciones relacionadas con COVID-19 del condado. Myers también afirmó que para finalizar este problema y acelerar el proceso, los laboratorios comerciales han agregado más sitios de prueba y máquinas de diagnóstico.

La implementación de los sitios y máquinas adicionales incluye dos sitios en el estado de LabCorp, a donde se envían las pruebas del departamento de salud para el diagnóstico.

Myers agregó que el tiempo de respuesta de las pruebas administradas por el Departamento de Salud se redujo de siete a once días a 48 horas. Ha habido un cambio más rápido en áreas consideradas alta prioridad o aquellas con brotes activos, dijo Myers.

El condado ha administrado más de 65,000 pruebas desde marzo, según el . Alrededor del 5.28 por ciento de estas pruebas fueron positivas.

Myers comunicó que los residentes pueden hacer citas para pruebas en clínicas, farmacias y drive-thrus. Sin embargo, la forma más eficiente de hacerse la prueba es llamando al departamento de salud del condado al 352-334-8810 para programar una cita

Contact Guamay at [email protected]. Follow her on Twitter @guamay.

El Caimán Editor

Guamay Martell is a third-year bilingual student at UF pursuing majors in Telecommunications and Psychology. She has experience in broadcasting television and creating, editing, and writing news content in Spanish for Noticias WUFT.