Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Thursday, February 02, 2023

UF IFAS trabaja para mejorar las condiciones de los trabajadores agrícolas durante la pandemia

El centro de IFAS en Immokalee se une al departamento de agricultura de la Florida mientras el club de estudiantes abre una conversación sobre los derechos de los trabajadores agrícolas

Joe Yzaguirre (en el medio) dio positivo para COVID-19 a mediados de mayo. Después de una batalla de 17 días contra el virus, falleció el 5 de junio.
Joe Yzaguirre (en el medio) dio positivo para COVID-19 a mediados de mayo. Después de una batalla de 17 días contra el virus, falleció el 5 de junio.

Translated by Sofia Echeverry

Joe Yzaguirre fue líder de un equipo de trabajadores agrícolas en Immokalee, Florida, donde llevaba a los empleados a sus trabajos en autobús diariamente.  

Yzaguirre empezó a sentirse enfermo durante su último día de trabajo antes de tomar tiempo libre en junio. Él parecía cansado y tenía dificultades para respirar. Su esposa lo llevó al hospital North Collier en Naples, 30 minutos al oeste de Immokalee. 

Yzaguirre dio positivo por COVID-19 a mediados de mayo. Él falleció el 5 de junio, después de una batalla contra el virus de 17 días.

Los trabajadores agrícolas han pedido ayudas del estado desde junio, pero lo que han recibido ha sido mínimo. El comisario de agricultura de Florida nunca le pidió EPI a la oficina de gestión de emergencias. 

“A veces no tenía días libres”, dijo Liza Yzaguirre sobre su difunto marido, Joe. “Era todos los días”. 

Aunque no tiene hospital, Immokalee ha visto 2,545 casos de COVID-19 desde el 23 de noviembre, según el departamento de salud de Florida. El departamento de agricultura estadounidense hace una lista anual de diez comidas tradicionales del día de acción de gracias, de las cuales cuatro se producen en Florida. 

El estado tiene casi el 25% de la cuota del mercado de maíz dulce y habichuelas verdes. Florida se clasifica cuarto en producción de batata y el undécimo en la industria de papa. 

El instituto de alimentos y ciencias agrícolas, o IFAS por su sigla en inglés, de UF conecta los científicos y agricultores de UF con un centro de investigación en Immokalee. El centro de investigación y educación de IFAS del suroeste de Florida en Immokalee ayudó a propagar investigaciones para agricultores, quienes determinan las áreas que más lo necesitan.

Este año, el centro expandió las medidas de seguridad en el sector de la agricultura hasta octubre por el COVID-19, pero los defensores de los trabajadores agrícolas quieren unas medidas más allá de lo que puede ofrecer UF.

El coordinador nacional de Alliance for Fair Food, Uriel Perez, explicó que el gobierno de Florida no está ayudando a los trabajadores agrícolas locales, quienes tienen que apiñarse en grupos de 50 personas para llegar al trabajo sin EPI del estado. 

Una recomendación del centro de IFAS es esperar 20 minutos después de vaciarse el autobús antes de limpiarlo, dijo Perez. Esta proviene de investigaciones del Centro para el control y la prevención de enfermedades (CDC) que demuestran que las gotitas respiratorias se mantienen aerotransportadas por 20 minutos.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

Perez comentó que aunque UF es una de las mejores universidades de agricultura en todo el país, ella está decepcionada por el poco apoyo que le han brindado a los trabajadores agrícolas migrantes. 

Yzaguirre dijo que su difunto esposo frecuentemente parecía débil y cansado como resultado de su trabajo laborioso.

“Le dije a mi nuera, ‘a veces siento que tiene que llegar a la casa de uno para que entienda’”, comentó Yzaguirre. 

Muchas de las frustraciones de Yzaguirre se agudizan cuando ve a las personas, que no tienen que arriesgarse como su esposo, ir a fiestas y exponerse, ella explicó.

Yzaguirre compartió la historia de su esposo con el equipo de extensión de UF IFAS.

El objetivo del programa de COVID-19 de este centro es enseñarle a los empleadores agrícolas como proteger a sus trabajadores, explicó Kimberly Morgan, una economista del centro. 

En los primeros meses de la pandemia, durante la cosecha de Florida, persistía una falsa creencia de que el COVID-19 afecta menos a las personas jóvenes y sanas, continuó Morgan. Los trabajadores agrícolas no se consideraban de alto riesgo.

“Ellos son casi como los atletas de la agricultura”, dijo ella. “Entonces tienen que ser jóvenes y sanos”.

Cuando aparecieron más casos del virus en las personas jóvenes y saludables como Yzaguirre, el centro de Immokalee empezó a enseñarle a los empleadores agrícolas como proteger a sus trabajadores, explicó Morgan.  

Ella dijo que la industria agrícola estaba haciendo cosas que no debería estar haciendo durante una pandemia. Mientras los estados estaban empezando un confinamiento, decenas de miles de trabajadores agrícolas estaban viajando a Florida por la cosecha. 

“No deberíamos viajar. No deberíamos estar rodeados de gente. No deberíamos estar de vacaciones”, dijo Morgan. “Pero estas personas no están de vacaciones”.

La compra de comestibles y la agricultura han sufrido por la pandemia de COVID-19 este año, especialmente en Florida. El huracán Eta dañó cosechas de vegetales como las habichuelas verdes y las calabazas unas semanas antes de los días festivos.

El centro entrenó a 775 empleadores y contratistas de trabajo a través de toda la Florida durante seis seminarios en Zoom de agosto a octubre. Cada empleador y contratista emplea de una docena a varios cientos de empleados.  

Estas formaciones analizan estudios de caso de aquellos en la comunidad quienes han sido impactados por el virus. También adaptan las directrices del CDC al ambiente laboral de una hacienda. 

La pobreza y la negligencia en la comunidad agrícola de Immokalee creó una vulnerabilidad única al COVID-19, escribió Greg Asbed, el cofundador de la coalición en un artículo de opinión en The New York Times

En Gainesville, estudiantes de agricultura de UF IFAS están aprendiendo sobre la falta de protecciones para los trabajadores laborales en Florida durante COVID-19.

La sección de UF de minorías en agricultura, recursos naturales y ciencias relacionadas, o MANNRS por sus sigla en inglés, invitó a la coalición de trabajadores de Immokalee a dar un discurso en un evento el 13 de octubre. La coalición es una organización sin fines de lucro que fue fundada por trabajadores agrícolas migrantes para abordar los abusos que sienten los trabajadores en la industria.

El evento se centró en el trabajo que está realizando la coalición para proteger a los trabajadores agrícolas migrantes del COVID-19, así como en la historia de la defensa de los derechos de los trabajadores agrícolas en Gainesville.

Aproximadamente el 30% de los trabajadores con los ingresos más bajos han recibido licencia de enfermedad paga, según un informe del comité conjunto económico del congreso. El informe citó 50 casos de trabajadores de bajos ingresos quienes se arriesgan a la exposición al virus por su trabajo. Entre estos está un trabajador agrícola de California.

Más de 145,000 trabajadores agrícolas han dado positivo por COVID-19 en todo el país, según Purdue University.

La coalición de Immokalee ha juntado más de 49,000 firmas a partir del martes pasado para una petición que exige pruebas para la comunidad, un estudio de contactos, EPI y alivio económico para el área. Immokalee tiene una comunidad hispana muy grande––72% de sus habitantes se identifica como hispano o latino.

Aunque el objetivo de MANNRS es apoyar a los estudiantes minoritarios en la industria de agricultura, Juan Gonzalez, el presidente de la sección, dijo que tienen una posición única en la comunidad agrícola por su educación en UF. 

Aquellos de UF en Immokalee están enfocados en enseñar cómo se transmite el virus y las precauciones que tomar, comentó Gene McAvoy, el director adjunto de las relaciones con accionistas en el centro de IFAS en Immokalee.

Él trabaja con otras tres personas de IFAS en Immokalee ingresaron al grupo de trabajo de COVID-19 para trabajadores agrícolas en el departamento de agricultura de Florida. Este grupo ayuda a establecer el reparto de los recursos de COVID-19 en Immokalee.

El grupo de trabajo ha manejado proyectos como donde encontrar una ubicación óptima de sitio de pruebas y cómo repartir carteles multilingües sobre el virus con información para los trabajadores. McAvoy agregó que el departamento de agricultura de Florida estaba repartiendo EPI a las haciendas. 

“Estando en Immokalee, entiendo las necesidades de la comunidad y donde deben repartir los recursos mejor que alguien en una oficina en Tallahassee”, dijo McAvoy.

Saddie Vela, la presidenta del comité de servicio a la comunidad de MANNRS community service committee chairperson, se hizo miembra del comité de la diversidad e inclusión de IFAS este semestre, donde le ayuda a la facultad a fomentar un mejor ambiente para los estudiantes de color.

Vela tiene problemas con la manera en que el gobierno de Florida ha manejado la propagación de COVID-19.

“El gobernador”, aquí, Vela hizo una pausa y se mofó, “culpo a Immokalee, específicamente los trabajadores agrícolas, por el aumento de casos”.

En junio, el departamento de agricultura de Florida discutió la declaración del gobernador Ron DeSantis que los trabajadores agrícolas causaron el aumento de casos de COVID-19 en Florida. El departamento dijo que esto es inexacto porque los trabajadores agrícolas ya habían salido de Florida cuando la cosecha terminó en mayo. 

La esposa del difunto trabajador, Liza Yzaguirre, dijo que su esposo planeaba terminar el año y contratar a un conductor sustituto. Ni siquiera tuvo la opción de tomar esa decisión.

“El tenía muchas ganas de terminar su trabajo para poder relajarse”, dijo Yzaguirre.


Contácta Sofia en secheverry@alligator.org. Síguela en Twitter @sofecheverry.

Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Sofia Echeverry

Sofia is a news assistant on The Alligator's university desk. This is her second semester at paper, where she previously worked as a translator for El Caimán. 


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2023 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.