Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Tuesday, June 25, 2024

Pérdida de aprendizaje durante la pandemia conduce a dificultad lectora

Los estudiantes perdieron 9 semanas de habilidades básicas de alfabetización

Dos años después de que la pandemia de COVID-19 obligará a los estudiantes y maestros a aprender a distancia, datos muestran que más estudiantes en Florida tienen dificultades para leer y comprender textos de su nivel debido a lagunas de instrucción.

El FSA, Florida Statewide Assessment, evalúa anualmente el nivel de aprendizaje de los estudiantes de escuelas públicas en los grados del tres al 10. Los puntajes oscilan entre nivel uno y nivel cinco, y el Departamento de Educación de Florida define nivel uno como inadecuado y muy probable necesitar apoyo sustancial, nivel tres como satisfactorio y puntaje de aprobación y nivel cinco como maestría.

Estos son los únicos datos que mostrarán pérdidas pandémicas porque Florida implementó un nuevo modelo de prueba de monitoreo de progreso llamado Evaluación de Pensamiento Estudiantil basado en un nuevo conjunto de estándares.

En 65 de los 67 distritos escolares, el porcentaje de estudiantes de tercer grado que obtuvieron nivel uno en la evaluación de artes del lenguaje inglés, ELA por sus siglas en inglés, creció desde el comienzo de la pandemia.

El distrito de las Escuelas Públicas del Condado de Alachua, ACPS por sus siglas en inglés, sigue esta tendencia estatal. El porcentaje de estudiantes de ACPS que se desempeñaron en el nivel de rendimiento más bajo en ELA de tercer grado creció siete puntos de 2019 a 2022.

Pero Paige Pullen, oficial literaria y profesora de investigación de la Facultad de Educación de UF, dijo que las pérdidas por la pandemia se pueden recuperar.

“No es demasiado tarde para enseñarles”, dijo Pullen. “Pero requerirán una instrucción sistemática explícita en habilidades básicas de alfabetización para poder ponerse al día”.

El tercer grado es un año crucial en la mayoría de los estados para la educación, según una investigación de la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales. “La instrucción generalmente cambia de aprender a leer a leer para aprender”, dijo Pullen.

Los grados K-2 se enfocan en aprender a leer. A los estudiantes se les enseñan habilidades fundamentales de alfabetización arraigadas en la fonética, un enfoque de instrucción que enseña la relación sistemática entre letras y sonidos y cómo formar palabras.

La conciencia fonológica, que prepara el escenario para la decodificación, la combinación y, en última instancia, la lectura de palabras, se desarrolla entre los 4 y los 9 años, según el Departamento de Educación de Massachusetts.

Cuando las escuelas cambiaron a enseñanza remota en el último periodo del año escolar 2019-2020, estudiantes, especialmente aquellos que no tenían acceso a internet estable o a tecnología, perdieron nueve semanas de instrucción literaria fundamental. 

El primer grado es un año crítico para los estudiantes porque es cuando se convierten en lectores fluidos, dijo el Director de Currículo de ACPS, Kevin Berry. Al comienzo del año, los estudiantes aprenden sonidos individuales y al final del año pueden leer pasajes con fluidez.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

Los estudiantes de tercer grado que realizaron su primera evaluación estatal en la primavera de 2022 y tienen dificultades para leer fueron estudiantes de primer grado que perdieron este tiempo de instrucción importante en 2020, dijo Berry. El cambio a la instrucción virtual se produjo en el momento en que los estudiantes suelen aprender a leer textos incrustados, una habilidad fundamental para empezar a leer para aprender.

“Esos estudiantes que estaban en segundo grado el año pasado o tercer grado el año pasado… tuvieron… un impacto realmente significativo en su alfabetización debido al cambio en la instrucción”, dijo Berry. Desde el ajuste al aprendizaje virtual hasta las ausencias relacionadas con la pandemia, estos cambios llevaron a la pérdida de instrucción.

Y cuando los estudiantes regresaron al salón de clases, los protocolos de seguridad, como el uso de máscaras y la instrucción limitada en grupos pequeños, continuaron afectando la experiencia de aprendizaje de los estudiantes.

“Si usa máscaras, los niños no pueden ver la forma de su boca”, dijo Pullen, lo cual es importante para aprender a hacer y articular sonidos.

Tales interrupciones en la instrucción continuaron durante más de un año y medio. Sin embargo, los estudiantes aún pueden recuperarse y recibir apoyo.

En ACPS, los fondos y asociaciones de alivio del coronavirus introdujeron nuevos programas de intervención. El distrito ha visto resultados en sus estudiantes de K-2 a través de su desempeño en los Indicadores Dinámicos de Habilidades Básicas de Alfabetización Temprana, una evaluación que evalúa las habilidades fundamentales de alfabetización.

El distrito atribuye el éxito de alfabetización en los grados más jóvenes a la implementación de los Fundamentos del Instituto de Alfabetización de UF como parte del plan de estudios básicos de fonética K-2. El instituto, UFLI por sus siglas en inglés, es uno de los principales socios de ACPS en su búsqueda para aumentar la alfabetización de los estudiantes.

Aprender a leer se puede dividir en dos categorías: decodificación o reconocimiento de palabras y comprensión del lenguaje.

El plan de estudios de UFLI Foundations se enfoca en la decodificación, dijo Berry. La comprensión del idioma se enseña a través de un programa llamado Benchmark Advance que brinda a los estudiantes textos basados ​​en estudios sociales y ciencias para enfocarse en el vocabulario, la comprensión y el contenido.

Los estudiantes de tercer a sexto grado también leen textos de Benchmark Advance, pero la fonética básica no es parte del plan de estudios de ELA.

Este año, el distrito ha incorporado UFLI Foundations como una intervención para estudiantes con dificultades de tercero a quinto grado. Las escuelas tienen personal con capacitación especial para incorporar este plan de estudios en la instrucción en grupos pequeños.

La instrucción básica en fonética como UFLI Foundations no compensará todo, dijo Pullen. “Entonces necesitan aplicar esas habilidades fonéticas… a la lectura real”, dijo. Los estudiantes deben leer el texto a su nivel de lectura apropiado; practicar formar palabras; y conectar la lectura y la escritura a diario.

Las intervenciones y los programas de tutoría de ACPS tienen como objetivo hacer esto.

“Realmente se trata de ver lo que necesitan los estudiantes específicos y luego diseñar un programa en torno a cómo se ve”, dijo Berry. “Tenemos equipos a nivel de distrito que ayudan a apoyar a las escuelas con el aspecto de esa instrucción”.

Además de incorporar habilidades básicas de alfabetización en sus bloques de intervención, ACPS ofrece tutoría de dosis alta, que proporciona tutoría individualizada o en grupos pequeños para trabajar en habilidades específicas de las que carecen los estudiantes.

Aunque los estudiantes de tercer grado que tomaron la FSA el año pasado recibieron algunas intervenciones, no tuvieron acceso a planes de estudio como UFLI que se implementó con fondos adicionales para la recuperación del coronavirus.

El éxito de estas intervenciones se estimará con los puntajes de los estudiantes en una evaluación de fin de año similar al FSA.

“Continuará habiendo resultados que son diferentes de lo que esperaríamos”, dijo Berry. “Pero estamos entusiasmados con los diferentes niveles adicionales de soporte que podemos brindar”.

Escrito por Emma Behrmann. Póngase en contacto con Emma a través de ebehrmann@alligator.org.  Sígala en Twitter como @emmabehrmann.

Traducido por Nicole Beltrán Póngase en contacto con Nicole a través de nbeltran@alligator.org. Sígala en Twitter como @nicolebeltg.

Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Emma Behrmann

Emma Behrmann is a fourth-year journalism major and the Fall 2023 digital managing editor. In the past, she was metro desk editor, K-12 education reporter and a university news assistant. When she's not reporting, she's lifting at the gym.


Nicole Beltran

Nicole Beltran is a second-year journalism and economics major. This is her first semester as the race and equity reporter. She has previously worked as a translator and editor for El Caimán. In her free time, she enjoys watching movies, trying new foods and drawing.


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2024 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.