Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Monday, August 08, 2022
Century Tower
Century Tower

La semana pasada, UF concluyó su investigación interna sobre conflictos de intereses y políticas de actividades externas, y ofreció recomendaciones de políticas para evitar futuros escándalos.

Aunque el informe siguió las recomendaciones hechas por un grupo de trabajo creado para reimaginar las políticas de conflicto de intereses de UF, los cambios propuestos aún permitirían a la universidad prohibir a los profesores testificar en el futuro.

El presidente Kent Fuchs envió el anuncio en un correo electrónico de toda la universidad el martes, donde también escribió que UF había enviado documentos a su acreditador para cumplir con su investigación.

Fuchs creó el grupo de trabajo el 5 de noviembre y concluyó justo antes de las vacaciones de Acción de Gracias, una semana antes de la fecha límite programada. Las recomendaciones del informe final del grupo de trabajo indicaron que UF aún podría negar el testimonio si pensaba que los profesores estaban participando en demasiadas actividades externas que los restringían de sus deberes en UF.

En el correo electrónico del martes, Fuchs escribió que había aceptado las recomendaciones y pidió a las oficinas correspondientes que comenzaran a implementarlas. Para implementar los cambios, es posible que sea necesario modificar los acuerdos de negociación colectiva de algunos empleados, escribió.

Estos desarrollos se producen después de semanas de que UF enfrentara críticas por su decisión de limitar a los profesores a testificar contra el estado. La decisión de la escuela ha generado dudas sobre cuánto control tienen las entidades externas, como el gobernador Ron DeSantis, sobre la escuela tras las revelaciones de que algunos miembros de la Junta Directiva tienen vínculos políticos con DeSantis.

Esas acusaciones finalmente llevaron a que el acreditador de UF investigara la escuela. UF también está siendo investigada por un subcomité del Congreso y su Senado de la Facultad ha solicitado realizar su propia investigación.

Además, algunos profesores a los que se les prohibió actuar como testigos expertos en casos contra el estado se unieron a una demanda contra la escuela.

Algunos de los profesores involucrados en la demanda contra UF dijeron que las recomendaciones no son suficientes. Argumentan que los cambios aún preservan el derecho de la universidad a denegar solicitudes que planteen un conflicto de compromiso.

"Estamos decepcionados, pero no sorprendidos, de que un grupo de trabajo creado como una herramienta de relaciones públicas haya regresado con recomendaciones de decoración", se lee en una declaración de David O’Neil y Paul Donnelly, abogados que representan a seis profesores de UF que demandaron a la escuela.

La declaración decía que los cambios propuestos a la política no resolvieron el problema constitucional con la política de conflictos de intereses de UF, y solo abordó el tema estrecho del testimonio de expertos.

"Continuaremos presionando a la Universidad para que haga el cambio real que requiere la Constitución", se lee en el comunicado.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

En una carta enviada a Fuchs el 12 de noviembre, tres profesores de UF también señalaron que dos de los miembros del grupo de trabajo, la decana de la Facultad de Derecho de UF, Laura Rosenbury, y la directora de cumplimiento, ética y privacidad de UF, Terra DuBois, habían estado involucrados en el mismo políticas de conflicto de intereses que impidieron a los profesores en primer lugar.

UF cambió de rumbo en su decisión de prohibir a los profesores el 5 de noviembre, pero la avalancha de investigaciones y críticas continuó acumulándose.

El informe final de cuatro páginas del grupo de trabajo enumeró un total de siete recomendaciones de política en el informe. Afirmó que la política de UF debe afirmar la libertad académica de los profesores y su derecho de la Primera Enmienda a la libertad de expresión sobre asuntos de interés público. Específicamente, destacó casos que desafían la constitucionalidad, legalidad o aplicación de una ley de Florida.

También recomienda que UF aclare cómo dichos comentarios públicos, incluidos los dirigidos a los medios de comunicación, se consideran actividades externas cuando los hacen los profesores y el personal como ciudadanos individuales. La lista también pregunta si se rechaza la solicitud de un profesor, la universidad debe proporcionar una explicación por escrito con evidencia de cómo se trata de un conflicto de intereses.

En cuanto a las recomendaciones del proceso, el grupo de trabajo recomienda que la universidad cree un Comité Asesor de Rectores para aumentar la transparencia en el proceso de toma de decisiones e incluir las perspectivas de los profesores.

El comité propuesto, compuesto por administradores de la facultad y de UF, revisaría las posibles solicitudes denegadas de los empleados para servir como testigos expertos en un litigio cuando el estado esté involucrado. También revisaría otras denegaciones propuestas. Después de una revisión, proporcionaría una recomendación documentada al rector, quien tomará la decisión final.

Los miembros de la facultad serán nominados para unirse al comité por el Senado de la Facultad y designados por el Rector en funciones de tres años. Los administradores serán elegidos por Fuchs y servirán mientras sigan siendo administradores de UF. El informe también recomienda la implementación de un proceso de apelación para todas las solicitudes de denegación relacionadas con actividades externas y revisar los procedimientos operativos de la oficina del Programa de Conflicto de Intereses.

UF sostuvo que su decisión fue afectada por entidades o individuos externos en su respuesta a la investigación de su acreedor. También escribió que la Junta de Gobernadores de la escuela no participó en el proceso de toma de decisiones en ningún momento.

Ahora que se han enviado los documentos, el acreditador de UF puede continuar el largo proceso de investigación de la universidad.

Es poco probable que UF pierda la acreditación, pero se espera que el proceso tarde varios años.

Alexander Lugo contribuyó a este informe

Comuníquese con Camila Pereira y Elena Barrera en cpereira@alligator.org y ebarrera@alligator.org

Síguelos en Twitter @CamilaSaPereira y @elenabarreraaa

Traducido por Melissa Hernandez De La Cruz. Comuníquese con Melissa por mhernandez@alligator.org.



Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Camila Pereira

Camila is a third-year journalism student and the administration reporter on the university desk. When she is not reporting for The Alligator, Camila is always listening to music and probably drinking honey milk tea.


Elena Barrera

Elena is a second-year journalism major with a minor in health sciences. She is currently the University Administration reporter for The Alligator. When she is not writing, Elena loves to work out, go to the beach and spend time with her friends and family.


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2022 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.