Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Tuesday, July 05, 2022

Los proyectos de ley 'No digas gay' silenciarán la discusión sobre orientación sexual e identidad de género en las aulas

Proyectos de ley anti-LGBTQ+ avanzan en la Cámara de Representantes y el Senado de Florida

A medida que la Legislatura de Florida impulsa proyectos de ley que prohibirían la discusión sobre orientación sexual e identidad de género en el aula, los estudiantes y maestros de Gainesville se oponen.

HB1557/SB1834 son proyectos de ley complementarios denominados como el proyecto de ley 'Don't Say Gay'  (‘No Digas Gay’) que circula en la Legislatura de Florida. El par de proyectos de ley limitaría las discusiones sobre las identidades LGBTQ+ y transgénero “de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes”.

Las medidas están patrocinadas por el representante Joe Harding, R-Ocala, el senador Dennis Baxley y R-Lady Lake.

Los representantes enmarcan la legislación como un restablecimiento de la autonomía de los padres para tomar decisiones acerca de la crianza de sus hijos.

“Este proyecto de ley nos ayudará a centrarnos en la prioridad de que nuestros estudiantes pertenezcan a sus familias y que no estén bajo la tutela del estado”, escribió Baxley en un correo electrónico. “Los padres tienen derecho a decidir cuál es el contenido apropiado para la edad de sus hijos”.

Harding no respondió a la solicitud de comentarios del Caimán por correo electrónico o por teléfono a tiempo para esta publicación.

Los proyectos de ley apuntan a los niveles de grado primario, grados K-3, escribió Matt McClain, asistente legislativo principal del senador Baxley, en un correo electrónico.

El proyecto de ley estatal es parte de una pregunta más amplia a nivel nacional sobre quién controla el plan de estudios en las aulas: ¿Los padres y los legisladores o los maestros?

“Los legisladores de Tallahassee ya no van a ceder ante el juicio de los educadores, que esperamos sean expertos en la enseñanza”, dijo el Dr. Clay Calvert, profesor de derecho de la UF especializado en derecho de las comunicaciones y la libertad de expresión.

Las leyes políticamente cargadas de Florida sobre la teoría crítica de la raza y las encuestas de diversidad de puntos de vista han sentado el precedente para la política que se entromete con la pedagogía, dijo Calvert.

Los estudiantes de escuelas públicas tienen derechos por la Primera Enmienda a la libertad de expresión, dijo Calvert, aunque no son absolutos. El caso histórico de la Corte Suprema Tinker contra el Distrito Escolar de la Comunidad Independiente de Des Moines estableció la prueba de "interrupción sustancial", que establece los criterios para determinar si un funcionario escolar del sistema público está justificado en suprimir el derecho de un estudiante.

Si, hipotéticamente, un maestro limita una conversación planteada por un estudiante sobre su orientación e identidad sexual, el estudiante puede demandar y el educador debe probar que el discurso habría causado una interrupción sustancial y material de la atmósfera académica, dijo Calvert.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

“Y eso será difícil de hacer”, agregó. “Es problemático”.

Los representantes de la Cámara y el Senado del condado de Alachua, el representante Robert "Chuck" Brannan, republicano de Lake City, y el senador Keith Perry, republicano de Gainesville, no respondieron a la solicitud de comentarios del Caimán a tiempo para esta publicación.

Algunos maestros de las escuelas primarias públicas del condado de Alachua, como Danielle Engelhorn, maestra de la escuela primaria Carolyn Beatrice Parker, han expresado su malestar al cerrar conversaciones importantes sobre la identidad sexual de los estudiantes.

“Estamos aquí para proporcionar un lugar seguro para que los niños aprendan, y no podemos hacerlo si no estamos permitidos a atender las necesidades de nuestros estudiantes”, dijo Engelhorn.

Evitar que los maestros hablen sobre la orientación sexual no evitará que los estudiantes hagan preguntas al respecto y no detendrá el acoso, agregó.

Si el proyecto de ley se convierte en ley, también puede conducir a la prohibición de lecciones sobre la opresión y la historia LGBTQ+, lo que, según la maestra de la escuela primaria Carolyn Beatrice Parker, Stephanie Walker, anula su autonomía sobre su salón de clases.

“Si no hablamos de algo, entonces no aprendemos a aceptarlo”, dijo Walker. “Si no se habla de eso, volveremos al punto en que los niños tendrán miedo de expresar quiénes son”.

Walker se esfuerza por hacer de su salón de clases un espacio seguro para todos los niños, por lo que las paredes de su salón de clases están adornadas con carteles e imágenes de orgullo hechos por sus estudiantes.

Como madre de dos adultos jóvenes LGBTQ+ quienes expresaron su identidad en la escuela secundaria, teme por un estado que pueda prohibir la enseñanza sobre la tolerancia ,el respeto y crear una infancia en la que los niños deben ocultar su identidad.

Al recordar las luchas que soportaron sus propios hijos, a Walker le preocupa que el proyecto de ley sofoque la autoexpresión de los estudiantes y engendre enfermedades mentales.

Al igual que algunos maestros, The Trevor Project (El Proyecto Trevor), la organización más grande del mundo que brinda servicios de intervención en crisis y prevención del suicidio a adolescentes LGBTQ+, está preocupada por el daño que el proyecto de ley pueda inducir en la salud mental de los jóvenes LGBTQ+.

Los estudiantes de LQBTQ+ merecen que su historia se refleje en su educación, al igual que sus compañeros, dijo Sam Ames, Director de Defensa y Asuntos Gubernamentales de The Trevor Project, en un comunicado.

Los jóvenes LGBTQ+ que aprendieron sobre la historia y los problemas LGBTQ+ en la escuela tenían un 23 % menos de probabilidades de comunicar un intento de suicidio en el último año, según la investigación de The Trevor Project.

El proyecto de ley también requeriría que las juntas escolares del distrito adopten procedimientos para notificar a los padres si los maestros notan un cambio en la "salud o el bienestar mental, emocional o físico" de un estudiante. Obliga al personal del distrito escolar a "animar a un estudiante a discutir temas relacionados con su bienestar con sus padres".

Damon Veras, estudiante de ciencias políticas de UF de 21 años y miembro del Comité Asesor LGBTQ+ de UF, dijo que esta medida es una forma de divulgar las identidades de los niños pequeños a sus padres, sin su consentimiento.  

El comité actúa como un foro para abordar las preocupaciones sobre la homofobia y la transfobia en el campus y evalúa la calidad de vida de los estudiantes y el personal LGBTQ+ de la UF, recomendando programas, políticas y servicios para mejorar su bienestar, según su sitio web.

El comité está redactando cuidadosamente la carta para indicar que el grupo no apoya la legislación y persuadir a la universidad para que adopte una postura oficial, tal vez reclutando cabilderos de la UF. Veras llama a los estudiantes a oponerse al proyecto de ley en menor escala.

“Quiero alentar a cualquiera que tenga la capacidad y la habilidad para hacerlo, a llamar a sus representantes y decirles que voten ‘no’ a estos proyectos de ley”, dijo.

Aunque la UF no es una escuela primaria y, por lo tanto, no se ve afectada directamente por este proyecto de ley, la universidad gobierna la Escuela de Investigación del Desarrollo P. K. Yonge, una escuela pública K-12 en Gainesville.

La Junta Escolar del Condado de Alachua aún no ha discutido el proyecto de ley y, por lo tanto, no ha tomado una postura formal al respecto, escribió la portavoz de ACPS, Jackie Johnson, en un correo electrónico.

“Dependiendo de cómo se implemente si se convierte en ley, obviamente existe la preocupación de que esto pueda tener un efecto paralizante en el habla y la expresión en el aula”, escribió. “El diablo está a menudo en los detalles”.

La HB1557 pasó del Comité de Educación y Empleo al Comité Judicial de la Cámara el veinticinco de enero. La SB1834 se agregó a la agenda de su primer comité del Senado, el Comité de Educación, que se discutirá el martes. A medida que se intensifica el debate público en torno a este proyecto de ley, perdura el debate en la Legislatura de Florida.

Contacte a Carissa : callen@alligator.org o sígala en Twitter @carissaallenn.

Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Carissa Allen

Carissa Allen is a third-year journalism and political science double major. She is excited to continue her work on the Metro desk this semester as the East Gainesville Reporter. In her free time, you can find her scuba diving, working out or listening to a podcast.


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2022 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.