This story was translated by Gabriella Guez

Vivek Kondapavuluru pensó que vivir en la universidad durante su primer año lo ayudaría a hacer nuevos amigos e integrarse mejor en el campus.

Esas esperanzas desaparecieron cuando se enteró que ya no tenía un compañero de habitación, dijo Kondapavuluru. El estudiante de primer año de administración de empresas de 18 años es uno de los miles de estudiantes cuyo compañero de cuarto canceló su contrato de vivienda.

“Hasta ese momento, todavía tenía una idea en mi cabeza de que este año sería normal y tendría la típica experiencia de estudiante de primer año, la cual me comentaban mis amigos mayores,” dijo. 

Más de un tercio de los contratos de vivienda en el campus de UF para el próximo año académico han sido cancelados, según los registros obtenidos por The Alligator.

La fecha límite original para cancelar contratos sin penalización era el 1 de mayo, según el sitio web de UF Housing and Residence Education, pero la fecha límite se extendió hasta el 17 de julio para permitir a los estudiantes ajustar sus planes. La portavoz de Asuntos Estudiantiles de UF, Sara Tanner, escribió en un correo electrónico a The Alligator que casi la mitad de las cancelaciones de contratos ocurrieron durante ese período.

UF Housing and Residence Education reabrió la opción de cancelar contratos el 10 de julio después de que la universidad lanzó un plan de reapertura de otoño que incluye un horario actualizado de clases con solo el 35 por ciento de los cursos que se realizarán en persona o "híbridas," es decir, una combinación de clases en persona y en línea.

Este año se cancelaron unos 1,000 contratos más de lo habitual, agregó, y 70 estudiantes han firmado nuevos contratos desde el 17 de julio.

El mismo día que se extendió el plazo para cancelar, UF Housing and Residence Education anunció las pautas de vivienda por COVID-19 en un correo electrónico a sus residentes. Algunas regulaciones incluían limitar la ocupación de la habitación a dos personas, exigir máscaras en todas las áreas, además de las habitaciones privadas de los residentes y prohibir las visitas.

UF Housing and Residence Education asignará compañeros de habitación para los estudiantes que no encuentren uno, mientras que el departamento espera llenar las demás vacantes.

Mia Johnson, una estudiante de primer año de bioquímica de 18 años, es una de las muchas estudiantes que comenzarán su experiencia universitaria desde casa.

Después de que descubrió que todo su horario de clases se daría de manera virtual tras las noticias del 10 de julio, Johnson dijo que tenía que decidir entre mudarse a la universidad o ahorrar dinero. El último día para cancelar, decidió que los ahorros económicos valdrían la pena. Ella, y más de 3,650 estudiantes más, cancelaron sus contratos de vivienda.

Johnson contó que la decisión fue difícil de tomar, pero que es la opción más segura y rentable.

“Tenía muchas ganas de vivir en el campus, solo para poder ser independiente y conocer gente nueva,” explicó.

Johnson dijo que también le preocupaba que UF pudiera cerrar las habitaciones durante el otoño y pedirle a los estudiantes que se retiren a mitad de semestre. Esto es similar a lo que sucedió en la primavera, cuando el presidente de UF, Kent Fuchs, alentó a los estudiantes a regresar a sus hogares con sus familias en marzo, después de que el gobernador Ron DeSantis anunció que cuatro estudiantes de UF dieron positivo por COVID-19. La universidad no cerró las habitaciones, pero instó a los estudiantes a que se fueran.

Algunas de las medidas de distanciamiento social incluyen limitar la capacidad de la habitación a dos personas, limitar los invitados y exigir que se cubra la cara en áreas comunes como pasillos, cocinas y baños compartidos, de acuerdo con el plan de reapertura. No está claro aún cómo se harán cumplir estas medidas.

Katherine Terry, una estudiante de primer año de psicología de UF de 18 años, dijo que inicialmente planeaba compartir una habitación con Johnson en Rawlings Hall.

Terry explicó que las dos decidieron ser compañeras de cuarto después de conocerse a través de Facebook a principios de junio. Desde entonces, ellas intercambiaron mensajes de texto para coordinar la decoración de la habitación y planear actividades en interiores para evitar la exposición al COVID-19.

Terry encontró a sus nuevos compañeros de cuarto, otros tres estudiantes de primer año de UF de 18 años, también a través de Facebook, menos de 24 horas después de que Johnson canceló su contrato, dijo.

Contact Gabriella at [email protected]. Follow her on Twitter @GabriellaGuez.

Tags

El Caimán Editor

Gabriella Guez serves as the Spanish News Editor for El Caimán. During her time in college, Guez was a reporter, on-camera anchor and producer for Noticias WUFT and she worked for well-known TV broadcasting companies such as NBC Universal and Telemundo.