Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Tuesday, May 28, 2024

Profesora de la UF trae raíces argentinas a Gainesville

María Gabriela Puscama comparte historias de cómo inmigrar a los EE. UU., encontrar su comunidad y redefinir su identidad

María Puscama is pictured above
María Puscama is pictured above

María Gabriela Puscama es docente, investigadora y coordinadora de Español Inicial 1 de la UF. De Argentina, esta mujer de 34 años emigró a Estados Unidos en 2014 para proseguir su maestría en la Universidad Estatal de Luisiana.

Inicialmente no tenía intención de quedarse en los EE. UU. después de terminar su carrera, pero encontró emoción en la transición a la escuela de posgrado.

“No fue tan difícil al principio porque era muy emocionante estar en un lugar nuevo y originalmente vine a estudiar, así que en ese momento pensé que era temporal”, dijo Puscama.

Cuando Puscama terminó su maestría, conoció a su esposo, Matthew Ray, y después de un año de larga distancia, decidió regresar a la escuela en los EE. UU. Continuó su educación en ciencias del idioma español y trabajó en su doctorado en la Universidad Estatal Pensilvania.

Aunque su experiencia en la Universidad Estatal de Pensilvania fue buena, Puscama notó una falta de representación en el estado.

“Realmente disfruté mi doctorado en Pensilvania y todo eso, pero la comunidad hispana no era tan grande como aquí”, dijo Puscama.

La comunidad hispana más grande de la UF ayuda a mantener a Puscama en contacto con sus raíces, dijo.

"Somos una gran parte de la comunidad estadounidense, especialmente aquí en Florida", dijo Puscama. “En cierto modo, lo encuentro mucho más acogedor aquí, simplemente por el increíble tamaño de la comunidad hispana”.

Está agradecida de que la UF cultiva una comunidad donde se celebra el bilingüismo y ella no tiene que temer ser acosada por hablar español.

“Estoy muy agradecida de estar en un lugar donde ese no es el caso y que es realmente natural y bienvenido ser bicultural y bilingüe”, dijo Puscama.

A pesar del ambiente acogedor en todo el campus, Puscama dijo que le cuesta mantenerse conectada con su cultura mientras se adapta a su nueva vida en los EE. UU.

“Siento que la mayoría de los inmigrantes experimentan esa tira y afloja constante al estar entre dos lugares, por lo que quieres convertir tu hogar en el nuevo lugar en el que estás”, dijo Puscama.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

El sentimiento conflictivo entre dos hogares es algo que Puscama cree que no desaparece. Ella lo nota cuando visita a su familia en Argentina, dijo.

“Una vez que sales de tu país de origen, todo cambia. Todo ha cambiado”, dijo Puscama. “Tu familia empieza a notar que no hablas igual. Ahora mi inglés está por encima de mi español”.

Una vez que Puscama decidió quedarse en los EE. UU. para siempre, la realidad de que solo podría ver a su familia una vez al año fue dura.

“Habrías esperado esa realización al principio, pero me tomó más tiempo porque no pensé que fuera permanente hasta entonces”, dijo Puscama. “Creo que lo más difícil fue acostumbrarme a la idea de que veré a mi familia una vez al año, tal vez dos veces si tengo suerte porque están muy lejos”.

Puscama notó múltiples diferencias culturales mientras se sumergía en la cultura estadounidense, pero se sintió particularmente impactada por las normas familiares estadounidenses.

“Me tomó un tiempo acostumbrarme al hecho de que aquí es más normal que la gente viva lejos de sus familias y fuera de casa durante la mayor parte de su carrera y la mayor parte de su vida”, dijo Puscama. "Así que simplemente ver gente para vacaciones o bodas y ese tipo de cosas".

Puscama dijo que es común que las familias en Argentina vivan a cinco o diez minutos en auto una de otra, por lo que el hecho de que sus suegros vivieran a horas de distancia fue un choque cultural.

Vivir en Estados Unidos y adaptarse a nuevas prácticas culturales trae un cambio de identidad para los inmigrantes, dijo Puscama.

“Es bueno recordar que uno no está solo como inmigrante y que todos pasan por la misma lucha. Todo el mundo pasa por esta redefinición de su identidad”, dijo Puscama.

Para mantenerse conectada con Argentina, a Puscama le gusta crear piezas hogareñas como cocinar sus platos argentinos favoritos, como empanadas y milanesa de bistec.

“Lo que personalmente encuentro consuelo es cocinar porque me gusta mucho cocinar”, dijo Puscama. "Y estoy agradecida de poder encontrar todos los ingredientes para preparar mi comida".

Este año, Puscama asumió el papel de asesora docente de la Asociación de Estudiantes Argentinos para conectarse con estudiantes que comparten su herencia. Puscama dijo que la asociación participa en celebraciones de eventos culturales y ve fiestas de eventos deportivos como la Copa Mundial.

“Estoy muy, muy entusiasmada con eso porque es una generación completamente nueva de estudiantes que está tratando de mantener viva la [cultura] argentina. Estoy súper, súper emocionada por eso”, dijo Puscama.

Joshua Higdon, estudiante de doctorado en lingüística hispana de la UF de 23 años, trabaja con Puscama tanto en investigación psicolingüística como en enseñanza de español principiante 1.

El año pasado, tanto Higdon como Puscama eran nuevos en la UF. Higdon estaba nervioso por comenzar su carrera académica y docente, pero encontró consuelo en la guía de Puscama.

"Yo era un manojo de nervios. Yo era un desastre y ella era muy buena dándome consejos y guiándome cada vez que tenía problemas”, dijo Higdon. "Cualquier pregunta que tuviera, sabía que siempre podía enviarle un correo electrónico y ella respondía muy rápido".

Higdon también tomó un seminario de posgrado sobre adquisición de segundas lenguas que impartió Puscama. Al finalizar el curso, Higdon tuvo que crear una propuesta de investigación y recibió el apoyo de Puscama para llevar adelante su idea.

“Nos reunimos un par de veces y ella realmente no tenía porqué hacer esto. Esta era simplemente ella siendo ella. Ella hizo todo lo posible y me brindó una visión realmente buena”, dijo Higdon.

Ray, el esposo de Puscama, la conoció mientras completaban su maestría en LSU. Describe a Puscama como una persona trabajadora y decidida.

“Cuando llegó el momento de obtener su doctorado, tuvo que pasar por muchas adversidades, particularmente al intentar realizar experimentos durante la pandemia”, dijo Ray.

Ray recibió una nueva perspectiva sobre el proceso de solicitud de una tarjeta verde.

“Lo aprendí particularmente desde una perspectiva completamente nueva de las luchas, la ansiedad y demás, que era muy real”, dijo Ray. "Me hizo darme cuenta de lo afortunados que éramos de tener esos recursos".

Comuníquese con Megan Howard por mhoward@alligator.org. Síguela en Twitter @meganmhxward. 

Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Megan Howard

Megan Howard is a second-year journalism major and the K-12 Education reporter for The Alligator. When she's not writing, you can find her rewatching the Eras Tour movie or reading The Hunger Games series.


Nicole Beltran

Nicole Beltran is a second-year journalism and economics major. This is her first semester as the race and equity reporter. She has previously worked as a translator and editor for El Caimán. In her free time, she enjoys watching movies, trying new foods and drawing.


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2024 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.