Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Wednesday, April 17, 2024

Expertos legales en Alachua County educan a los migrantes sobre los funcionamientos de la sistema de inmigracion

Firmas de abogados, organizaciones sin fines de lucro ofrecen asesoramiento legal a inmigrantes que lo necesitan

The exterior of dePaz Cabrera Immigration Law pictured on Sunday, March 3, 2024.
The exterior of dePaz Cabrera Immigration Law pictured on Sunday, March 3, 2024.

Muchas dificultades vienen con los procesos legales para inmigrantes, más aún si su primer idioma no es inglés. Esto afecta aún más a los migrantes Latinos e Hispanos, quienes conforman una taza de 12% de la población total en Gainesville de acuerdo con el U.S. Census Bureau 2023

Veronica Robleto es la directora de 43 años de la Coalición de Derechos Humanos [Human Rights Coalition] de Alachua County, una organización sin fines de lucro que, entre otros servicios, ofrece asesoramiento legal a inmigrantes. 

“Yo puedo proporcionar una orientación sobre qué deben esperar”, dijo Robleto. “Cuáles son sus derechos dentro del sistema legal penal, el sistema legal civil y el sistema legal de inmigración”. 

Ella dijo que es importante recibir representación de un abogado o asesor legal debido a lo complejos que suelen ser los procesos. 

Robleto refirió al término ‘fraude notarial’, que se utiliza para personas que fingen ser representantes legales por fines de lucro. 

“Es muy peligroso”, dijo Robleto. “Porque aunque puedan completar exitosamente una solicitud, es arriesgado porque pueden arruinar su caso”. 

Peter Horne es el director de Esperanza Inmigrante [Immigrant Hope], una organización sin fines de lucro que brinda asistencia a inmigrantes con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EE.UU. [Citizenship and Immigration Services]. Su objetivo principal es proporcionar ayuda a los inmigrantes para presentar formularios como el estatus de protección temporal, DACA retrasado, tarjetas de residencia, permisos de trabajo y alrededor de 200 formularios diferentes para la ciudadanía. 

“Es una tarea abrumadora”, dijo Horne. “Hace unos 60 años, el gobierno de los EE.UU. admitió que es más de lo que se podría esperar que los inmigrantes manejen por sí mismos”. 

Horne dijo que el trabajo es aún más difícil cuándo el inglés no es su primer idioma. 

“Es algo para lo que se pueden contratar un abogado de inmigración. Y yo nunca desaliento a las personas a hacerlo”, dijo Horne. “Pero el costo de obtener la asistencia de un abogado de inmigración para presentar formularios se mide en miles de dólares. El costo de tener a Esperanza Inmigrante en Gainesville ayudándote a preparar un formulario y presentarlo antes USCIS está en cientos de dólares”. 

Esperanza Inmigrante también ofrece servicios de traducción, sin embargo Horne dijo que lastimosamente, no pueden ayudar con cada idioma. 

“Tengo alrededor de ocho o nueve personas que están disponibles a ayudarme con la traducción”, dijo Horne. “Tengo ayuda para la traducción al español. Tengo ayuda para la traducción al Braille…y también portugués porque he ayudado a varias personas de Brasil”. 

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

Incluso cuando el idioma no es una barrera, hay otros desafíos que surgen al presentar formularios de inmigración, especialmente sin asistencia legal. 

“Creo que la tasa de éxito para los que tienen asistencia de alguien como yo, que soy un representante acreditado por el Departamento de Justicia o, si pueden pagarlo, un abogado de inmigración, tienen una tasa de éxito mucho más alta en la aprobación de sus formularios”, dijo Horne. 

Unas de las maneras en que Horne puede ayudar a los clientes es ayudándoles a crear y gestionar cuentas de Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EE.UU., lo que les permite dar seguimiento en su estatus de inmigración y les dice cómo proceder con su documentación. 

“Eso no solo hace posible que algunos de los formularios se presenten electrónicamente, sino que también les brinda mucha más retroalimentación de USCIS sobre lo que está sucediendo con su proceso que lo que pueden obtener si no tienen una cuenta en línea”, dijo Horne. 

Si bien Esperanza Inmigrante es una organización sin fines de lucro, cobra tarifas basadas en el ingreso familiar por los servicios de inmigración que proporciona. Además, los clientes deberán pagar las tarifas que van a USCIS, dijo Horne. 

“Si el ingreso familiar es igual o inferior al 150% del nivel federal de pobreza de EE.UU., entonces cobramos la mitad de lo que cobramos a los clientes cuyos ingresos superan esa cantidad”, dijo Horne. “Y tenemos algunos fondos limitados disponibles para ayudar a los personas que realmente no pueden pagar por nuestros servicios y que también tienen dificultades para pagar las tarifas de USCIS”.

Aquellos que pueden pagar un abogado de inmigración pueden encontrarse con alguien como Laura dePaz Cabrera, una abogada de inmigración puertorriqueña de 41 años quien vio una necesidad en su comunidad y buscó proporcionar ayuda para aquellos que necesitan representación legal. 

“Las consecuencias son demasiado altas para cometer errores”, dePaz Cabrera dijo. “Afortunadamente, el sistema no está diseñado para ser fácil de usar”. 

DePaz Cabrera dijo que las reglas y regulaciones de la ley de inmigración cambian constantemente. Describió cómo las personas acudían a su oficina después de intentar hacer documentos por su cuenta, lo que puede complicar las cosas. 

“Ahora, la persona tiene una solución a su situación, o terminan siendo deportada y tiene que pasar años fuera del país antes de poder volver a ingresar”, dijo dePaz Cabrera. 

DePaz Cabrera compartió la historia de una familia de cuatro personas que fue separada cuando la madre no pudo ingresar al país después de salir durante dos semanas, incluso con todos sus documentos aprobados. 

La mujer tuvo que solicitar un perdón porque ingresó al país ilegalmente.

“Ella dejó atrás a dos hijos ciudadanos estadounidenses y a su esposo”, dijo dePaz Cabrera. “Uno de los niños tenía necesidades médicas significativas”. 

DePaz Cabrera dijo que el oficial en la embajada EE.UU. afirmó que ella no tenía la cantidad adecuada de apoyo financiero y denegó su solicitud.

“Así que aunque estuvieron de acuerdo con nosotros en que ella calificaba, revocaron su solicitud de perdón”, dijo dePaz Cabrera. “Tuvo que volver a solicitar un perdón”. 

Al momento, antes de la pandemia, aprobar una solicitud llevaba alrededor de un año. Durante COVID-19, la embajada cerró y el tiempo de espera se duplicó. 

Ella perdió los cumpleaños de sus hijos, su primer día de escuela y todas las fiestas, dijo dePaz Cabreara.

“Su esposo tuvo que ser prácticamente un padre soltero para dos niños, uno con necesidades especiales”, dijo dePaz Cabrera. “Todo debido a un error técnico que cometió la embajada que costándole a ella una cantidad increíble de tiempo”. 

En 2021, la mujer logró volver a ingresar al país y ahora es titular de una tarjeta de residencia. 

Contacte a Laura Quintana a lquintana@alligator.org. Siguela en Twitter @LauraCQuintana1.

Contacte a Eluney Gonzalez a egonzalez@alligator.org. Síguelo en Twitter @Eluney_G.




Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Laura Quintana

Laura Quintana is a third year Journalism major. Spring 2024 is her first semester working at The Alligator. Some of the things she likes to do is read, write, and take pictures. Her biggest goal is to become a novelist and travel the world.  


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2024 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.