Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Tuesday, January 18, 2022
Click here to read this story in English

A los 5 años, Daniel Badell y su familia salieron de Cuba y cruzaron Centroamérica para llegar a la frontera de los Estados Unidos en el 2006. 

Ahora el estudiante de 20 años está abriendo un camino de oportunidades para estudiantes de primera generación como él. Badell, que esta en su tercer año de UF, fundó el Programa de Liderazgo de Primera Generación y colaboró ​​con otros miembros del gobierno estudiantil y profesores de UF para redactar una propuesta de 15 páginas que finalmente culminó en un nuevo hogar para estudiantes de primer año de primera generación.

Este otoño, el área histórica de Murphree de UF agregó un nuevo hito a su colección: Thomas Hall. Se inauguró el 28 de agosto como la comunidad de vida y aprendizaje de primera generación.

Badell encabezó la propuesta de la LLC desde su temprana participación con SG en UF. Aunque fue un catalizador importante para la creación del dormitorio, enfatiza que la rápida aceptación de la LLC por parte de la junta de fideicomisarios de UF se debió a que fue una iniciativa dirigida por estudiantes.

“Creo que algo que realmente atrajo [a la Departamento de vivienda de la UF] fue que fue impulsado por los estudiantes ... vino desde la perspectiva de un estudiante de primera generación”, dijo Badell.

Los líderes del gobierno estudiantil, junto con la Oficina de Apoyo Académico y el Programa Machen Florida Opportunity Scholars, propusieron originalmente la idea en mayo de 2020 después de que Badell y otros líderes estudiantiles se dieron cuenta de que los estudiantes de primera generación carecían de un entorno comunitario inclusivo para su identidad única. Más de un año después, la LLC abrió sus puertas a los estudiantes.

La ceremonia de inauguración contó con discursos de líderes estudiantiles que lideraron la iniciativa y otras oficinas administrativas, quienes brindarán recursos en persona para los estudiantes de primera generación que viven allí.

Según UF Housing and Residence Life, el 20% de la población estudiantil de la universidad se identifica como de primera generación. La universidad inauguró la LLC de primera generación justo cuando la beca Machen Florida Opportunity Scholarship, un premio que se ofrece a los estudiantes de primera generación, celebra su 15 aniversario este otoño.

Maria Duarte, alumna de UF y subdirectora de la Oficina de Apoyo Académico, dijo que trabajará con otros programas de apoyo para encontrar formas de brindar servicios académicos y talleres para los estudiantes de primer año que ingresan a la LLC.

La oficina de Duarte está buscando implementar servicios de tutoría sin cita previa y sesiones de asesoramiento para los residentes del nuevo Thomas Hall.

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

Según el Instituto Nacional de Política Postsecundaria, los estudiantes de primera generación demostraron tasas de preparación universitaria más bajas que los estudiantes que no son de primera generación, lo que los pone en riesgo de abandonar la escuela. Al implementar potencialmente servicios en los dormitorios que atienden las necesidades académicas y de salud mental de los estudiantes de primera generación, la Oficina de Apoyo Académico evita que los estudiantes se conviertan en una estadística y asegura que se conviertan en Gators exitosos.

“A diferencia de vivir en un dormitorio regular, la comunidad de vida y aprendizaje de primera generación tendrá recursos, académicos y personales, que serán accesibles directamente al lugar donde viven los estudiantes, y eso hace una gran diferencia”, dijo Duarte.

Aunque se planea albergar entre 150 y 175 estudiantes de primer año, la LLC alberga actualmente a aproximadamente 60 estudiantes. Duarte dice que el objetivo ahora es compartir la existencia de la LLC con futuros estudiantes entrantes de primer año que quizás no sepan que este tipo de comunidad existe potencialmente para ellos.

“Creo que ayudaría enormemente integrar a los estudiantes a la universidad porque muchas veces los estudiantes llegan aquí y no sienten que la universidad sea acogedora”, dijo Duarte.

Antes de que comenzara el semestre de otoño, Nicole Guerra no habría tenido la opción de vivir en una LLC diseñada para estudiantes como ella. Guerra y otros Gators de primera generación están haciendo historia al ser algunos de los primeros residentes en vivir en la LLC recién inaugurada.

Aunque lleva menos de dos semanas en UF, la estudiante de ingeniería mecánica de 18 años ya disfruta de la comodidad de tener otros estudiantes que comparten experiencias similares cuando se trata de la universidad.

“Mis padres estuvieron en Colombia toda su vida, así que cuando llegaron aquí, apenas sabían nada sobre la solicitud de ingreso a la universidad y la universidad en general, por lo que fue difícil presentar una solicitud ya que no podía confiar en ellos para que me guiaran”, dijo Guerra.

Sus padres llegaron a los Estados Unidos indocumentados después de que ella nació. Ella es la primera de sus hermanos y primos en asistir a una institución superior y lograr tal hito lejos del sur de la Florida.

Muchos de los compañeros de Guerra son estudiantes de primer año que, según ella, son tan desorientados como ella cuando exploran lo que UF tiene para ofrecer. Sin embargo, dijo que compartir su identidad con otros estudiantes de primera generación les permite valorar esas experiencias tempranas aún más.

"Es bueno saber que nunca estoy solo, que siempre puedo confiar en otras personas", dijo Guerra. "Quizás mis padres no estuvieron ahí para mí de la forma en que querían estar, pero tengo otras personas a las que puedo acudir".

Badell compartió la historia de su madre cuando habló en la ceremonia de inauguración del pasado sábado. Enfatizó que la razón de gran parte de su éxito como estudiante fue porque ella es una inmigrante, un sentimiento que comparten muchos estudiantes de primera generación.

“No puedes preguntarles [a tus padres] sobre una pregunta académica o de vida sobre la vida en la universidad porque nunca han ido a la universidad ... es como un tipo diferente de presión”, dijo Badell. “… La conexión de persona a persona es muy importante para los estudiantes de primera generación. Por eso una comunidad era tan importante ".

Póngase en contacto con Isabella Barnet en ibarnet@alligator.org.

Traduzido por Saira Gonzalez y Melissa Hernandez De La Cruz. 

Póngase en contacto con Saira en sgonzalez@alligator.org.

Póngase en contacto con Melissa en mhernandez@alligator.org


Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Isabella Barnet

Isabella Barnet is a fourth-year telecommunication student at the University of Florida. She is a proud Miami native and Cuban-Peruvian working as the editor of El Caimán. You can find her working on personal film projects, practicing Hispanic dishes, and catching sunsets at Paynes Prairie.


Saira González

Saira González is a fourth-year at The University of Florida double majoring in Spanish and Anthropology. She is from Ruskin, Florida, but was born in her native Mexico. She spends her free time playing the violin and working as a translator for El Caimán. 


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2022 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.