Skip to Content, Navigation, or Footer.
We inform. You decide.
Monday, December 05, 2022

Los residentes protestan contra la brutalidad policial luego de que un K-9 hiriera a un hombre de Gainesville

Las imágenes publicadas en redes sociales muestran que Terrell Bradley perdió un ojo

<p>Manifestantes se reunieron en las calles cantando “No Justice, No Peace” (sin justicia, no hay paz) por Terrell Bradley el domingo 17 de julio de 2022.</p>

Manifestantes se reunieron en las calles cantando “No Justice, No Peace” (sin justicia, no hay paz) por Terrell Bradley el domingo 17 de julio de 2022.

Cánticos por justicia llenaron el aire el 16 de julio por la noche cuando manifestantes se juntaron en el centro de Gainesville para protestar por el ataque del K-9 policial a Terrell Bradley el 10 de julio.

Alrededor de 200 personas se reunieron en el Centro Blount de Santa Fe, ubicado en 401 NW 6th St., para demostrar su enojo y exigir un cambio después de que un K-9 del Departamento de Policía de Gainesville (GPD, por sus siglas en inglés) supuestamente mutilara el ojo de Bradley.

Bradley, un residente de Gainesville de 30 años, se enfrenta a cargos por posesión de armas y drogas y resistencia violenta a un oficial en el condado de Alachua.

Según un comunicado publicado el sábado en la noche por el Departamento Policial de Gainesville, el encuentro de Bradley con la policía la noche del 10 de julio comenzó cuando salió del complejo de apartamentos Sweetwater Square, ubicado en 3501 NE 15th St., y cometió una infracción de tránsito.

Según el comunicado de GPD, Bradley salió de su vehículo, tras ser ordenado por el oficial, pero luego salió corriendo. En el vehículo de Bradley, la policía encontró un arma robada y municiones.

Las unidades de respaldo, incluyendo a un oficial K-9, participaron en la búsqueda de Bradley, y lo encontraron escondido en los arbustos después de aproximadamente una hora de seguimiento con la ayuda de un perro policía. Según el comunicado, la unidad K-9 fue convocada debido al estatus de Bradley como delincuente convicto en posesión de armas de fuego. Los registros judiciales del condado de Alachua muestran que Bradley fue condenado por robo en 2010 y también fue condenado por posesión de equipo de drogas en 2012 y 2015.

El miércoles, después de ser transportado a Tampa debido a la gravedad de sus heridas, Bradley fue ingresado en una cárcel del condado de Hillsborough, según una publicación en Instagram de Danielle Chanzes, una organizadora comunitaria local que facilitó la marcha del domingo. La publicación obtuvo más de 1,400 me gusta y 110 comentarios.

La declaración de GPD confirmó que Bradley fue llevado al hospital por EMS (siglas en inglés) y según la publicación de Chanzes perdió el ojo en el hospital. Ella también escribió que Bradley sufrió otras lesiones, incluyendo dedos rotos y escape de líquido espinal.

Los manifestantes, algunos con camisetas que mostraban la cuenca del ojo ensangrentada de Bradley, marcharon por Northwest 6th Street hasta el edificio GPD ubicado aproximadamente a media milla hacia el norte de Blount Center. Mientras los manifestantes de todas las edades marchaban, cantaban “No Justice, No Peace” (sin justicia, no hay paz) y “Whose streets? Our streets.” (¿De quién son las calles? Nuestras calles). Los manifestantes bloquearon la intersección de Northwest 8th Avenue y Northwest 6th Street mientras le exigían rendir cuentas a la policía. 

Victor Bradley, el padre de Terrell de 60 años y residente de toda la vida de Gainesville, sirvió en el departamento de policía en la década de 1990 y solo vio a los K-9 ser utilizados contra hombres negros. Él dijo que los oficiales deben ser más responsables cuando sus perros actúan de forma violenta y que la gente debería involucrarse más en la política local y en el departamento de policía.

Él dijo que su hijo estaba de buen humor y no estaba amargado por el incidente, pero Ashley Burke, una prima de Bradley y residente de Gainesville de 33 años, sugirió que se retiraran los cargos en su contra debido a lo mucho que ha sufrido por el ataque del K-9.

“Ya ha perdido suficiente”, dijo ella. “Perdió un ojo cuando ni siquiera era necesario. Siento que lo castigaron solo por hacer eso. ¿Vas a mutilarlo, sacarle el ojo y luego darte la vuelta y tratar de castigarlo con tiempo en la cárcel o cualquier otra cosa? Eso no está bien."

Enjoy what you're reading? Get content from The Alligator delivered to your inbox

Aunque la declaración de GPD reconoció que los miembros de la comunidad pueden sentirse perturbados por las lesiones de Bradley, no amplía la naturaleza de lo ocurrido; simplemente dice que el K-9 detuvo a Bradley. Se espera que los adiestradores de K-9 sean juiciosos con el uso de los perros, de acuerdo con las pautas de GDP con respecto al uso de K-9 en las detenciones.

“La fuerza canina se utilizará sólo cuando sea necesario”, dice una sección. “Los manejadores utilizarán todos los medios razonables para efectuar la aprehensión, sin incurrir en una mordedura”.

Las pautas también dicen que los controladores estatales deben considerar la gravedad del delito y el nivel de amenaza que representa para las fuerzas del orden público al decidir si utilizar a un K-9 en las detenciones.

“Los policías K-9 normalmente serán liberados para realizar detenciones sólo en casos de delitos graves forzados... donde el sospechoso continúa resistiéndose al arresto y, debido a la gravedad del delito, representa un peligro para los demás y cuando no son prácticos los medios de detención menores”, de acuerdo con las pautas.

Un “delito grave forzado” es un término legal que abarca una amplia gama de delitos, desde asesinato hasta agresión sexual, robo con allanamiento de morada y otros delitos enumerados en las pautas.

Las pautas también permiten el uso de K-9 en casos en los que se teme la violencia, como casos de posesión o venta de drogas donde el sospechoso posee un arma o tiene un historial conocido de violencia. Otro ejemplo dado es el de un sospechoso que huye de la policía a una velocidad que pone en riesgo a otros.

Un residente de Eden Park, quien quiso permanecer en el anonimato, dijo que los residentes se reunieron alrededor del área mientras Bradley gritaba durante el asalto del K-9. Después del incidente, comenzó un video en vivo de Facebook y dijo que Bradley tenía un dolor severo.

La gravedad de las lesiones de Bradley plantea dudas sobre el despliegue del K-9 por parte de las fuerzas del orden y hasta qué punto la policía de Gainesville pudo haber abusado de él.

El jefe de GPD, Lonnie Scott, solicitó que se complete una revisión del incidente dentro de la próxima semana a 10 días, según el comunicado del departamento de policía.

Jackson Reyes contribuyó a este reporte.

Escrito por Omar Ateyah. Contáctelo a través de oateyah@alligator.org. Sígalo en Twitter @OAteyah.  

Traducido por Ana Trias. Póngase en contacto con Ana a través de atrias@alligator.org.

Support your local paper
Donate Today
The Independent Florida Alligator has been independent of the university since 1971, your donation today could help #SaveStudentNewsrooms. Please consider giving today.

Omar Ateyah

Omar Ateyah is a third-year journalism student and the Alligator's Race and Equity reporter. He previously served as the Alligator's crime reporter and as a news assistant on the Metro Desk. He enjoys going on long, thoughtful walks. 


Ana Trias

Ana Trias is a third-year journalism student; born and raised in Venezuela. When she’s not working or studying, Ana enjoys spending quality time with her loved ones, binge-watching Netflix shows, and making TikTok videos. 


Powered by SNworks Solutions by The State News
All Content © 2022 The Independent Florida Alligator and Campus Communications, Inc.